Una empresa familiar

Jose Luís

Agricultor, Jefe de Almazara

José Luis comenzó a trabajar desde muy joven en la almazara de su padre, dedicada desde 1850 al aceite de oliva. Realizó sus estudios en Madrid y más tarde trabajó como especialista agrícola a cargo de diferentes tipos de cultivo.

Mercedes

Administración

Mercedes se encarga de la administración de la empresa, trabajo que compagina con su gestoría, donde asesora fiscal, contable y laboralmente tanto a industrias como a empresas agrícolas.

Elena

Elena

Ingeniera agrónomo

Elena es técnico de almazara, encargada de los procesos de elaboración del aceite. También supervisa la planificación de la recolección y protección del cultivo.

Premios

La calidad reconocida

Una situación privilegiada

Nuestras fincas están en Arjonilla, en la provincia de  Jaén que se conoce como centro mundial de la producción de aceite de oliva.

Esta privilegiada situación, a las faldas de Sierra Morena, hace que el envero de nuestros frutos se produzca con antelación a la llegada de los fríos, protegiendo nuestra aceituna de estas bajas temperaturas. 

Agroecología

Viviendo el presente, cuidando el futuro

Andalucía es una tierra de historia y cultura. Por aquí han pasado fenicios, romanos, árabes e hispanos, dejando con nosotros una gran tradición agrícola que habla de amor y respeto a nuestra tierra.

Practicamos un modelo alternativo a la agricultura industrial, respetando también el conocimiento tradicional de los agricultores a lo largo de los años.

Nos gusta pensar en una filosofía que rompa con el modelo social y económico actual. Por eso damos valor a el producto a través de la calidad, y no la cantidad, e intentamos cuidar los aspectos sociales del entorno en el que trabajamos.

La Recolección

Empezamos a recoger el fruto en octubre, que es cuando la aceituna se encuentra en su estado óptimo de madurez (envero). Para esta época hay casi 20 personas dedicadas totalmente a la recolección de la aceituna y elaboración del aceite Olvero.

Usamos vibradora y el vareo tradicional para derribar la aceituna, que cae en los fardos, donde ya empezamos a seleccionar los mejores frutos. Se realiza una primera limpieza, y se carga en los remolques que la transportan a la almazara.

Para que el aceite sea de máxima calidad es muy importante que el tiempo que pasa desde que recogemos la aceituna hasta que la molturamos sea el mínimo posible, así garantizamos la frescura y baja acidez de nuestro aceite, evitando su oxidación. Por eso toda nuestra aceituna se muele el mismo día de su recogida.

La fabricación

Al llegar a la almazara ecológica, la aceituna se vuelve a limpiar. Luego se moltura y se bate en frío para que conserve las mismas propiedades biológicas que tenía cuando estaba en el árbol.

Tras el batido viene la centrifugación física, que consiste en la separación de la parte líquida (alpechín y aceite) de la parte sólida (hueso y pulpa).

Luego el aceite se deja reposar para que decante de manera natural durante 15 días, tras lo cual se filtra y se almacena en bodega con temperatura controlada.